Blog de César Salgado

Os papeis terman do que lles poñen, e internet nin che conto…

Manuel Machado: “Castilla”

Entre as familias que rompeu a guerra civil española está a de dous irmáns poetas: Manuel Machado (1874 – 1947) e Antonio Machado (1875 – 1939). Mentras este morría no exilio, aquel escribía un panexírico dedicado ó militar golpista Francisco Franco, baixo o título “Al sable del Caudillo”.

O que segue, “Castilla”, é un dos poemas máis coñecidos de Manuel Machado:

El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas,
llaga de luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanzas.

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos,
-polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga.

Cerrado está el mesón a piedra y lodo…
Nadie responde. Al pomo de la espada
y al cuento de las picas, el postigo
va a ceder… ¡Quema el sol, el aire abrasa!

A los terribles golpes,
de eco ronco, una voz pura, de plata
y de cristal responde… Hay una niña
muy débil y muy blanca,
en el umbral. Es toda
ojos azules; y en los ojos, lágrimas.
Oro pálido nimba
su carita curiosa y asustada.

“¡Buen Cid! Pasad… El rey nos dará muerte,
arruinará la casa
y sembrará de sal el pobre campo
que mi padre trabaja…
Idos. El Cielo os colme de venturas…
En nuestro mal ¡oh Cid! No ganáis nada.”

Calla la niña y llora sin gemido…
Un sollozo infantil cruza la escuadra
de feroces guerreros,
y una voz inflexible grita: “¡En marcha!”

El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana,
al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga.

Hai un interesante comentario escrito por Fernando Carratalá Teruel na páxina profes.net e del destaco tres cousiñas:

[…] la adjetivación le sirve a Manuel Machado para caracterizar a los personajes: la fragilidad y delicadeza de la niña […] contrasta con la rudeza de la hueste del Cid […]

Son varios los encabalgamientos que figuran en el texto –al no coincidir las unidades sintácticas con las unidades rítmicas, lo que supone, por tanto, la supresión de la pausa obligada a final de verso-; encabalgamientos que se producen, precisamente, en los momentos de mayor tensión dramática, y que confieren a la tercera estrofa –combinación de versos heptasílabos y endecasílabos- un ritmo muy dinámico […]

Con las muchas aliteraciones repartidas a lo largo de poema se obtienen sorprendentes efectos expresivos. La acumulación de vibrantes, por ejemplo, realza el poder abrasador del sol […]

Máis poemas de Manuel Machado:

17 Febreiro 2008 - Posted by | Education, Language, Literature, Poetry

2 Comentarios »

  1. Estimado César: Tienes a disposición de tus alumnos los trabajos que publico en mi blog: Los caminos del saber. blog oficial de Fernando Carratalá. Se trata de experiencias de aula, que puede ser interesante que compartamos.

    Un cordial saludo.

    fernando.

    Comentario por Fernando Carratalá Teruel | 26 Febreiro 2008

  2. Muchas gracias, Fernando. Dejo anotada la dirección de tu blog “Los caminos del saber”: http://fcarratala.blogdns.com/wordpress/

    Comentario por César Salgado | 26 Febreiro 2008


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s