Blog de César Salgado

Os papeis terman do que lles poñen, e internet nin che conto…

Dúas noticias sobre Zimbabwe

“Zimbabue roza ya los 100 000 infectados por cólera ante la indiferencia del mundo” (20minutos.es, 30 – V – 2009)

  • El devastado país africano lleva nueve meses padeciendo el peor brote de esta enfermedad en el continente en los últimos quince años.
  • Yan han muerto casi 4 300 personas.
  • Las agencias de cooperación y las ONG denuncian que la comunidad internacional no está ayudando lo suficiente.
  • Las claves de la crisis y de la enfermedad, en 25 preguntas y respuestas.

MIGUEL MÁIQUEZ.

La cifra de afectados por la epidemia de cólera en Zimbabue está a punto de llegar al simbólico número de 100 000. El brote comenzó hace menos de un año y, desde entonces, han muerto ya casi 4 300 personas ante los ojos de un Gobierno incapaz de hacer frente a la situación y de una comunidad internacional que no presta ni la ayuda ni la atención suficientes.

La incansable labor de las agencias de asistencia humanitaria y de las ONG que trabajan en la zona no basta, pero ha conseguido que la epidemia, según la OMS, esté empezando a remitir ligeramente. Volverá a repetirse, no obstante, si las colapsadas infraestructuras sanitarias del país no mejoran.

La crisis estalló hace ya nueve meses en plena turbulencia política y con un recién estrenado y frágil Gobierno de unidad nacional en Zimbabue, demasiado dependiente aún del desastroso hacer político y económico del presidente Robert Mugabe. La respuesta del mundo, en comparación con la dedicada a la epidemia de Gripe A, por ejemplo, no ha sido precisamente rápida.

Éstas, son en 25 preguntas y respuestas, las claves de la epidemia de cólera en Zimbabue y de una enfermedad que, pese a haber sido prácticamente desterrada en Occidente, sigue siendo letal en buena parte del planeta.

1. ¿QUÉ ES EL CÓLERA?

El cólera es una enfermedad aguda y diarreica, provocada por una bacteria denominada Vibrio cholerae. Se manifiesta como una infección intestinal y tiene un periodo de incubación corto, entre uno y cinco días. Normalmente la infección es benigna y ni siquiera presenta síntomas, pero en aproximadamente uno de cada veinte casos puede ser muy grave. En estos casos, la pérdida rápida de líquidos corporales lleva a la deshidratación y la muerte puede llegar en tan solo unas horas.

2. ¿CÓMO SE TRANSMITE?

Bebiendo líquidos o comiendo alimentos que estén contaminados por la bacteria (casi nunca por contacto directo entre personas). En casos de epidemia, la principal fuente de contaminación suelen ser las heces de personas infectadas en contacto con aguas residuales. Cuando la epidemia sucede en áreas con tratamientos inadecuados de agua potable y problemas de alcantarillado, su extensión es muy rápida.

3. ¿DESDE CUÁNDO SE SABE ESTO?

La bacteria fue descubierta por el médico italiano Filippo Pacini en 1854 y el español Jaume Ferran i Clua elaboró la primera vacuna. El británico John Snow llegó a la conclusión de que la bacteria se transmitía por el agua contaminada tras observar que la mayoría de las personas que habían muerto de cólera en un barrio de Londres habían bebido agua de una fuente pública sin hervirla previamente.

4. ¿DE DÓNDE PROCEDE?

La enfermedad era endémica originalmente en torno al río Ganges, en India. Las rutas comerciales por tierra y mar la extendieron, primero a Rusia, luego a Europa Occidental y después a América durante las grandes migraciones de irlandeses e italianos de principios del siglo XX. Los modernos sistemas de depuración de agua y alcantarillado han hecho que ya no se considere una amenaza grave en Europa y América del Norte, pero sigue siendo letal en la inmensa parte del planeta conocida como “tercer mundo”.

5. ¿QUIÉNES SON MÁS PROCLIVES A INFECTARSE?

Investigaciones recientes sugieren que determinados tipos sanguíneos son más vulnerables a la enfermedad. Los tipos 0 serían los más proclives, y los tipos AB, los menos. También influye que el sujeto tenga un sistema inmunológico débil o esté mal alimentado. Por eso el problema es más grave en los “países no desarrollados”.

6. ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

En estado grave, el cólera presenta dolor abdominal, diarrea acuosa profusa y vómitos, y va derivando progresivamente hacia entumecimiento de las piernas, apatía, pérdida de memoria, piel arrugada, palidez extrema y, finalmente, muerte.

7. ¿CÓMO SE TRATA?

El tratamiento más importante es el reemplazo de fluidos. Si la enfermedad no es grave, puede bastar beber mucha agua e ingerir suero. En caso contrario, son necesarios líquidos intravenosos y antibióticos para tratar de acortar la duración de la diarrea expulsar las bacterias en las heces.

8. ¿PUEDE PREVENIRSE?

Sí. Con un adecuado sistema público sanitario, especialmente, en la red de agua.

Un tratamiento médico precoz y correcto puede reducir considerablemente la mortalidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), si éste se administra de forma adecuada, la tasa de letalidad debería ser inferior al 1%. Si no puede alcanzar entre un 30 y un 50%.

Estas son las cifras que se observan a menudo en situaciones de crisis con hacinamiento, acceso limitado a la atención médica y una gestión medioambiental precaria.

9. ¿HAY VACUNA?

Sí, pero proporciona solamente una protección parcial y durante un corto periodo de tiempo, y tampoco previene la infección asintomática. La OMS dispone de vacunas anticoléricas orales inocuas para la población general y el personal sanitario, pero aún está investigando cómo efectuar una vacunación masiva que sea realmente eficaz.

10. ¿CUÁNDO COMENZÓ LA ACTUAL EPIDEMIA EN ZIMBABUE?

En agosto de 2008. La epidemia de cólera en Zimbabue coincidió con una crisis política y la peor crisis económica que ha padecido el país en su historia, en la que casi desaparecieron los alimentos de las tiendas, los centros hospitalarios se cerraron y el Gobierno cerró el país a la ayuda humanitaria internacional.

11. ¿CÓMO ES DE GRAVE?

Según la Cruz Roja, la epidemia de cólera en Zimbabue es el peor brote registrado en África en los últimos 15 años. “El brote es mucho peor que el último grave de 1992. En Zimbabue hay cada año un brote de cólera, pero nunca habíamos visto uno de estas dimensiones”, afirmó un portavoz de la OMS en diciembre del año pasado.

12. ¿CUÁNTAS VÍCTIMAS HA HABIDO HASTA AHORA?

La cifra de infectados se acerca a los 100 000 (en un periodo de tiempo que no llega al año). El pasado 26 de mayo había 98 000 casos confirmados y 4 283 fallecidos.

13. ¿CÓMO HA AFECTADO A ZIMBABUE?

La epidemia ha supuesto un golpe más en la ya de por sí deteriorada situación económica y social de Zimbabue, causa, a su vez, de la gravedad del brote.

Médicos sin Fronteras denunciaba el pasado mes de febrero que “la crisis política de Zimbabue y el desmoronamiento económico han llevado a que el acceso a la asistencia médica pública sea irrisorio; a que las infraestructuras estén colapsadas; a que haya una epidemia aplastante de SIDA; a una continua espiral de violencia política; a una falta de comida acuciante, al aumento de la desnutrición; al desplazamiento de la población y a la búsqueda de refugios en los países vecinos”.

14. ¿CUÁNTAS PERSONAS HAN HUIDO?

Durante los primeros meses de la epidemia, decenas de miles de personas huyeron de las zonas afectadas e intentaron cruzar de forma ilegal la frontera con Sudáfrica, país que declaró la región fronteriza como “zona catastrófica”. Actualmente, se calcula que tres millones de zimbabuenses han tenido que buscar refugio en este país. Se trataría, según Médicos sin Fronteras, del mayor éxodo desde un país que no sufre un conflicto.

15. ¿POR QUÉ HA SIDO TAN DEVASTADORA LA EPIDEMIA EN EL PAÍS?

Las agencias internacionales de asistencia consideran que el sistema de atención médica y las redes de cloacas y de agua potable de Zimbabue se colapsaron en medio del caos político y la violencia desatados el año pasado en la zona. De hecho, tanto UNICEF como la OMS vienen denunciando desde hace años que los servicios están desbordados en un país que llegó a tener los mejores hospitales del sur de África en los años sesenta.

“En Harare (la capital) hay agua pero no sabemos cómo llega. Tratamos de utilizar pastillas para depurarla y también hemos transportado medio millón de barriles de agua potable. La bacteria del cólera se mata con tan solo hervir el agua pero el problema es que no tienen leña ni electricidad para hacerlo”, relataba hace unos meses a El País un responsable de UNICEF.

Aún así, el ministro de Información zimbabuense, Sikhanyiso Ndlovu, llegó a acusar al Gobierno británico de utilizar deliberadamente el cólera como un arma de “guerra bacteriológica” para justificar una invasión militar en Zimbabue.

16. ¿QUIÉN GOBIERNA EN ZIMBABUE?

Robert Mugabe, de 85 años, es el presidente desde que Zimbabue se independizó del Reino Unido, en 1980. Su prestigio inicial como héroe de la independencia se fue deteriorando rápidamente por su responsabilidad en la crisis económica del país y por la dudosa legitimidad de su gobierno (acusaciones de fraude electoral y de represión violenta contra sus opositores). Se le ha acusado asimismo de haber instigado la masacre étnica que tuvo lugar entre 1980 y 1987 (más de 20 000 ciudadanos de la etnia Ndebele asesinados).

Tras una violenta crisis política e intensas negociaciones con Mugabe, y bajo fuertes presiones internacionales, el opositor Morgan Tsvangirai se convirtió en primer ministro el pasado 11 de febrero, en un intento de alumbrar un Gobierno de unidad nacional.

17. ¿EN QUÉ SITUACIÓN ESTÁ EL PAÍS, APARTE DE LA EPIDEMIA?

Zimbabue tiene una población de 11,3 millones de personas. La esperanza de vida es de 45 años. La tasa de mortalidad infantil es del 32/1000. Unas 140 000 personas murieron en 2007 a causa del SIDA (un millón de zimbabuenses son huérfanos por el VIH, que afecta a uno de cada 10 adultos). El 90,7% de la población, no obstante, está alfabetizada (uno de los índices más altos de África).

La crisis económica que acabó de explotar el año pasado tras siete años de recesión presentaba una tasa de desempleo de más del 70% y una inflación disparada hasta el 31 000 000%.

A finales de los años noventa, unos 4 500 latifundistas blancos poseían cerca de 11 millones de hectáreas de la superficie cultivable del país (el 70%), mientras que un millón de pequeños propietarios negros se repartían 16 millones de hectáreas de tierra de mucho peor calidad. Miles de granjeros europeos fueron desposeídos y expulsados en una polémica, y en ocasiones, violenta, campaña de Mugabe.

18. ¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO PARA COMBATIR LA EPIDEMIA?

Desde la formación del Gobierno de unidad nacional, el Ejecutivo afirma haber dedicado especial atención a la epidemia de cólera, aunque con medios muy limitados, y las organizaciones internacionales han incrementado su asistencia.

UNICEF anunció una donación de 6,5 millones de dólares para combatir la epidemia y ayudará en la perforación de más de 100 pozos. Este organismo ha donado ya más del 70% de los medicamentos esenciales.

Oxfam ha proporcionado agua potable, jabón y desinfectantes a 620 000 personas y ha dotado de lavabos a varios colegios en la provincia de Masvingo. Desde el principio de la epidemia, Médicos sin Fronteras ha tratado a más de 45 000 pacientes.

La OMS y sus asociados de la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN) tienen un gran equipo trabajando en el Centro Nacional de Control del Cólera, con sede en Harare.

19. ¿ES SUFICIENTE LA AYUDA QUE LLEGA?

No. La ONU pidió a la comunidad internacional 550 millones de dólares para proporcionar asistencia humanitaria en el país, y la Cruz Roja necesita 3,4 millones de dólares para obras a medio y largo plazo con la rehabilitación de sistemas sanitarios, para prevenir focos de nuevas infecciones de cólera. En febrero, esta entidad denunciaba que solo había recibido el 45% de los 9 millones de dólares solicitados el pasado 23 de diciembre.

La OMS mostró también su frustración por la falta de respuesta de los donantes, asegurando que, al margen de los problemas iniciales puestos por el propio Gobierno de Zimbabue, su respuesta había sido “decepcionante”. “Es una crisis mayor y no logramos encontrar la financiación. Es increíble que no podamos financiar esas operaciones”, afirmó Dominique Legros, representante de esta organización.

20. ¿CÓMO HA AYUDADO ESPAÑA?

Entre otras ayudas, el pasado mes de diciembre, Cruz Roja Española, la Agencia Española de Cooperación y Desarrollo (AECID) y la Junta de Castilla y León enviaron a Zimbabue una unidad de saneamiento masivo (ERU) con capacidad para asistir a más de 20 000 personas afectadas por el cólera.

21. ¿HA PASADO YA LO PEOR?

Puede que sí. Aunque la situación sigue siendo muy grave, la OMS informó a finales de marzo de que la crisis creada por el brote de cólera en Zimbabue estaba mejorando. En la semana que finalizó el 14 de marzo se notificaron 2 076 casos. Aunque esta cifra sigue siendo elevada, hay que compararla con los 3 812 casos de la semana anterior.

El porcentaje de muertes en la comunidad, es decir, fuera de los centros de tratamiento, sigue siendo elevado, pero había disminuido del 62% al 33%. El problema es que, sin unas convenientes y duraderas infraestructuras sanitarias, la situación puede repetirse fácilmente.

22. ¿QUÉ OTRAS GRANDES EPIDEMIAS DE CÓLERA HA HABIDO?

A lo largo de la Historia, poblaciones de todo el mundo se han visto afectadas esporádicamente por graves brotes de cólera.

  • La primera gran epidemia de cólera de la que se tiene noticia ocurrió en 1816. Comenzó en el Golfo de Bengala y se extendió, a través de la India, desde China hasta el Mar Caspio.
  • En 1961 se declaró en Indonesia la séptima ola pandémica de cólera, que se propagó rápidamente a otros países de Asia, Europa, África y, finalmente, en 1991, América Latina, que había estado libre de la enfermedad durante más de un siglo. El cólera se extendió rápidamente en esta región, causando casi 400 000 casos notificados y más de 4 000 defunciones en 16 países de América durante ese año.
  • En 1992 apareció en Bangladesh un nuevo serogrupo que causó una extensa epidemia.
  • En Occidente, la última epidemia grave sucedió en 1892 en Hamburgo (Alemania), con 8 000 muertos.

23. ¿QUÉ IMPACTO SOCIOECONÓMICO TIENE EL CÓLERA?

Según explica la OMS, los brotes de cólera causan reacciones de pánico, desorganizan la estructura social y económica y pueden dificultar el desarrollo de las comunidades afectadas.

Las reacciones de pánico injustificadas de otros países pueden dar lugar a restricciones de los viajes desde los países en que se haya declarado el brote, o a limitaciones de las importaciones de ciertos alimentos. Por ejemplo, el brote de cólera registrado en el Perú en 1991 le costó al país 770 millones de dólares, debido a los embargos impuestos al comercio de alimentos y a los daños que sufrió el turismo.

24. ¿QUÉ OTRAS EPIDEMIAS GRAVES PADECE EL MUNDO ACTUALMENTE?

  • SIDA. Afecta a unos 33 millones de personas en todo el mundo, la mayoría, en países en desarrollo. Cada año se infectan unos 2,5 millones.
  • Malaria. Cerca de un millón de personas muere actualmente cada año como consecuencia de malaria o paludismo, en su mayoría niños de menos de cinco años. Cada año se diagnostican entre 189 y 327 millones de casos de una enfermedad que puede prevenirse con medicamentos.
  • Tuberculosis. En 2007 hubo 1,3 millones de muertes por tuberculosis entre personas sin VIH. En España mueren cada año por esta enfermedad unas 800 personas.
  • Hepatitis B y C. Debido a sus efectos agudos o crónicos, alrededor de 600 000 personas mueren cada año por las variantes más graves de la hepatitis.
  • Dengue. Es la enfermedad tropical más expandida después de la malaria. Se transmite, como ésta, a través de mosquitos. Según la OMS, 50 millones de personas se infectan con dengue cada año.
  • Fiebre amarilla. Causa unos 30 000 muertos al año. Amenaza a una treintena de países africano y es también endémica en nueve países sudamericanos.
  • Gripe A. La actual epidemia causada por el virus A-H1N1 había causado hasta el 29 de mayo, según la OMS, 99 muertos, con 15 510 infectados confirmados.

25. EL DÍA A DÍA DEL CÓLERA EN ZIMBABUE

La BBC publicó el pasado mes de diciembre un reportaje en el que se daba cuenta de la situación creada por el cólera en Zimbabue a través de testimonios recogidos en diversas partes del país. Estos son algunos extractos:

  • Harare (la capital): “Los baños comunales cerca de los hostales que hospedan a cientos de familias se han roto. Como no funcionan las cañerías, las aguas negras fluyen desde el tercer piso para abajo, dejando su rastro en las ventanas. Y en las paredes de la calle, una gruesa capa de suciedad se ha acumulado durante los últimos meses”.
  • Masvingo: “La crítica situación de escasez de alimentos está obligando a miles de personas hambrientas a sobrevivir con frutas silvestres, lo que empeora la situación debido a que éstas no son limpiadas adecuadamente. Miles de pacientes han quedado varados debido a que casi todos los institutos sanitarios gubernamentales están cerrados indefinidamente por falta de financiación”.
  • Mutare: “Mientras las personas están luchando contra la amenaza del cólera, miembros de la Armada Nacional de Zimbabue están registrando casa por casa para arrestar a los ciudadanos que tengan en su poder moneda extranjera”.
  • Bulawayo: “La crisis ha hecho que muchas escuelas cierren. Una situación que empeora en la medida en que profesores desempleados emigran a Botswana o Sudáfrica en busca de trabajo. Mientras, en las aldeas del sur de ésta región los aldeanos piden más ayuda alimentaria, pues la hambruna aumenta”.
  • Chinhoyi: “En la localidad de Karoi, los programas de inmunización para niños menores de cinco años han sido suspendidos. Profesionales sanitarios en el hospital confirmaron que las vacunas contra la polio, sarampión, tétano, entre otras, tuvieron que suspenderse por falta de medicamentos”.

Artículos relacionados

“Comer ratas para sobrevivir en Harare” (El País, 22 – V – 2009)

Cientos de presos mueren de hambre y enfermedades en Zimbabue.

RAMÓN LOBO.

Estar preso en Zimbabue, un país arrasado por una hiperinflación del 79 600 millones por ciento (dejó de calcularse en noviembre de 2008 porque se duplica cada 24,7 horas), es una situación de alto riesgo. En el penal de máxima seguridad de Chikurbi, en Harare, han muerto desde mayo del año pasado 721 detenidos debido a la escasez de comida y al exceso de enfermedades. La media de fallecimientos en Chikurbi supera los 60 por mes entre una población reclusa de 1.300 presos, informa el diario The Standard.

La situación es tan grave que el nuevo Gobierno de unidad nacional, entre el partido de Robert Mugabe y la oposición democrática del primer ministro Morgan Tsvangirai, ha aprobado la construcción urgente de un cementerio que albergue a los muertos. Los cadáveres de Chikurbi, semidescompuestos, se agolpan en la morgue. Lo mismo sucede en la cárcel de Harare Central, según un informe del Comisionado de Prisiones, Paradzai Zimondi. Nadie pudo localizar sus familiares o éstos carecen de dinero para desplazarse y pagar un entierro.

Zimondi dibuja un panorama que parece arrancado de Papillon, la célebre novela de Henri Charrière: presos que se alimentan con harina en polvo mezclada con agua y 10 coles al día, que cazan ratas para conseguir carne y mejorar su posibilidad de supervivencia, pugnas por la comida en las que los más débiles son primeros en morir de hambre.

La falta de higiene, el hacinamiento (30 presos donde caben 10), la ausencia de medicinas o un sistema sanitario quebrado, como Zimbabue, han multiplicado las enfermedades y su gravedad, según informa The Standard. El SIDA, la tuberculosis y la pelagra son las principales causas de mortalidad. El diario revela que los peores meses fueron noviembre y diciembre de 2008 y enero de este año, con 96, 113 y 128 muertos respectivamente. No había comida para los presos. Fallecieron aquellos sin familiares capaces de hacerse cargo de su manutención, algo habitual en prisiones africanas. En la también infame Black Beach de Malabo, en Guinea Ecuatorial, las familias aportan, además, las medicinas.

El hundimiento del sistema penitenciario de Zimbabue es sólo parte del colapso del país, con tasas de desempleo superiores al 80%. La situación es tan seria que ha obligado al Ejecutivo a permitir el acceso a las cárceles al Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC en sus siglas en inglés) y de otras ONG. Los presos son ahora población de alto riesgo receptora de ayuda humanitaria.

La desastrosa política de Robert Mugabe desde 2000, con ocupaciones de fincas y expulsión de granjeros blancos, ha provocado la crisis alimentaria. De exportador de alimentos Zimbabue ha pasado a importador neto. Sólo en el sector agrícola, el gran motor, se han perdido 400 000 empleos.

La implicación en la guerra de la República Democrática de Congo desde 1998 arruinó las arcas del Estado en la misma medida que engordó las cuentas bancarias de los altos cargos.

30 Maio 2009 - Posted by | Human Rights, Médecins sans Frontières, Politics, Zimbabwe

Aínda non hai comentarios.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s