Blog de César Salgado

Os papeis terman do que lles poñen, e internet nin che conto…

Intervención do Centre Delàs na xunta de accionistas do Banco Santander

Como cada ano, o Centre d’Estudis per la Pau “J. M. Delàs” (Justícia i Pau) tomou a palabra na xunta de accionistas do Banco Santander (antes Banco Santander Central Hispano ou BSCH) para reclamar que deixen de investir en industrias e proxectos militares. Copio o texto da intervención:

Buenos días señoras y señores accionistas y miembros del Consejo de Administración. Ante todo, les agradezco la oportunidad que me brindan para expresar en esta asamblea mi opinión como miembro de Justicia y Paz, como accionista y ciudadano.

Mi nombre es Miquel González y mi intervención se va a centrar en sus políticas de inversión. En primer lugar, enumeraré las participaciones que poseen en empresas militares y, acto seguido, les explicaré cómo afecta esto a la compañía.

El Banco Santander Central Hispano participa en la actualidad en el 23% de la empresa MaxamCorp Holding a través de su sociedad de capital riesgo, Vista Capital. Este holding agrupa entre otras empresas a la compañía Explosivos Alaveses (EXPAL), empresa que se dedica íntegramente a la producción de bombas y explosivos. Hasta hace poco, EXPAL fabricaba bombas de racimo, las cuales están prohibidas hoy en España.

Además, el Banco Santander participa en el 14% de CESCE, agencia que asegura las exportaciones, entre ellas las de material de defensa.

Según apareció en la Guía de Comercio, en abril del 2008 el Banco Santander (junto con otros bancos) ha suscrito un convenio de crédito para financiar dos contratos de CASA – EADS con las Fuerzas Aéreas Brasileñas por un importe de 554 millones de euros. Estos contratos incluyen la venta de 12 aviones C-295 y la modernización de 8 aviones P-3. Esta operación de financiación a la exportación es una de las más importantes de los últimos años.

En resumen, el Banco Santander contribuye directa e indirectamente en la producción y exportación de armamento. ¿Es esto coherente con sus políticas de compromiso social y sostenibilidad?

Las armas, creadas principalmente para destruir y matar, ni tienen un efecto social positivo, ni mucho menos ayudan a crear sostenibilidad, más bien todo lo contrario.

Sus participaciones en MaxamCorp Holding, propietaria de Explosivos Alaveses, y en CESCE, son reprochables desde un punto de vista moral e incluso, injustificadas desde un punto de vista económico; su contribución es insignificante. En cambio, sí representan un gran riesgo para su banco.

De este riesgo se han dado cuenta otras entidades. El banco Fortis, ING y BBVA tienen políticas restrictivas de inversión en determinadas compañías que fabrican armas. ¿Por qué no siguen ustedes sus pasos o incluso mejor, por qué no lideran ustedes este cambio y se convierten en el primer banco que tacha a la industria militar de su cartera de inversiones?

Construir un mundo con menos armas, es decir, con menos guerras, está en sus manos.

Muchas gracias por su atención.

Enlaces sobre minas e bombas de fragmentación:

23 Xuño 2009 - Posted by | Centre Delàs, Human Rights, Landmines, Politics, Spain

Aínda non hai comentarios.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s