Blog de César Salgado

Os papeis terman do que lles poñen, e internet nin che conto…

La SGAE contra Zalamea, Fuente Obejuna y el Sahara Occidental

Dicen que “legalidad no es justicia” y este caso es arquetípico: un grupo de teatro aficionado, que representa en su pueblo una obra del siglo XVII, contra la SGAE, una asociación de industrias culturales y artistas millonarios. Trasladado a mi especialidad, la música coral, es como si alguien intentase cobrar cada vez que se ejecuta una versión simplificada de la Johannes-Passion. ¿Ridículo? Que se lo digan al propio Bach, que versionó conciertos de Vivaldi y otros autores en su día. El “plagio” aún no se había inventado…

La SGAE, aunque no es la única en este negocio, destaca por sus métodos mafiosos al gestionar con patente de corso los diezmos feudales recaudados en los más variados actos de lo que ellos catalogan como difusión cultural: los conciertos, la radio y la tele en cafeterías y autobuses… casi todo menos silbar y cantar en la ducha (mejor no les doy más ideas).

Lo escandaloso es que las leyes permitan los atropellos cotidianos de estos ladrones de “cuello blanco”, aunque esto se explica por el acuerdo tácito de no agresión entre la “clase política” y el auténtico establishment formado por los representantes del capital. Lo aberrante es que las “sociedades de gestión” se arroguen el papel de defensores de la cultura y se amparen en los derechos de autor. En su negocio la cultura y los artistas (incluyendo a autores, traductores, ejecutantes, etcétera) carecen de derechos. La SGAE y chiringuitos análogos gestionan el lucro (la plusvalía), tratan a los productos culturales como mercancías y a los artistas como proletarios que venden su fuerza de trabajo. Algunos artistas llegan a ver sus obras secuestradas por los contratos leoninos de su editor.

Las “sociedades de gestión” elaboran con bastante arbitrariedad sus catálogos de productos culturales, cobran a todos por cada “copia” (incluso si la “copia” no se produce, como en el canon de los equipos y soportes digitales) y por cada “ejecución”, pero reparten entre unos pocos. Pero… ¿a quién rinden cuentas?

Copio con leves modificaciones el artículo “La SGAE contra Zalamea” escrito por Ángel Vázquez Hernández y publicado ayer en su bitácora:

Cuenta Pedro Calderón de la Barca, en su obra El alcalde de Zalamea, una historia sobre el honor, la prepotencia de los poderosos y la rebeldía de los humildes que se alzan para defenderse. El texto nos sitúa en Zalamea de la Serena, Badajoz, durante el reinado de Felipe II.

Desde hace años se vienen realizando representaciones populares de dicha obra [usan una adaptación del poeta Francisco Brines que según la SGAE genera “derechos de autor”] en la localidad extremeña en la que transcurre la acción.  Son representaciones en las que se implica el pueblo entero de forma altruista, representando una versión hecha a propósito para estas representaciones, con la ayuda de la Consejería de Cultura y Turismo, y que ya forma parte de la tradición de Zalamea de la Serena: este año será la XVI edición, que se celebrará durante los días 20, 21, 22 y 23 de agosto. Se calcula que que ha congregado a lo largo de su existencia a más de 200 000 espectadores

Pero esta forma de teatro popular, en el que la mayoría de los actores son gente del pueblo que invierte horas y horas de su tiempo en los ensayos y en la preparación del vestuario, la ambientación, etc… no es del gusto de los de siempre, esos que se autoproclaman defensores de la cultura y afirman no tener ánimo de lucro.

El hecho de que un pueblo reviva su pasado, o su leyenda, el que todo un pueblo se una para vivir el teatro, el que la cultura anime la vida de una comarca rural… eso no son cosas que a la SGAE le importen: lo suyo es cobrar.

Así que ahora la SGAE pide al pueblo de Zalamea de la Serena una cantidad de entre 12 000 y 14 000 euros…

Ya se están planteando abandonar la versión actual, que dormirá el sueño de los justos hasta que la resucite alguien dispuesto a pagar por ella, y trabajarán sobre una versión libre. Aprovecho  la ocasión para solidarizarme, como extremeño, con el pueblo de Zalamea, y ofrecerles mi ayuda en lo que les pueda servir, como contacto con el mundillo de la cultura libre o para lo que quieran.

Actualización (13/08/09). No soy el único blogger que comenta el tema:

El cartel de este año incluye una cita de la obra representada: “Al rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el honor es patrimonio del alma y el alma solo es de Dios”. Lo repito, “legalidad no es justicia” y este caso es arquetípico…

Cartel de Zalamea 2009

P. S. (14 – VIII – 2009). En la web del diario ABC publican hoy dos noticias relacionadas. La primera trata sobre la representación de Fuenteovejuna, otro clásico del teatro español, por los actores aficionados de Fuente Obejuna (sic)…

Fuenteovejuna se levanta contra la SGAE

M. ROSO. Córdoba.

Ningún municipio español se libra de la larga sombra de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) en plena temporada veraniega. Si ayer la SGAE reclamaba derechos de autor al Ayuntamiento de Zalamea por poner en escena la obra de Calderón de la Barca, hoy es el Consistorio de Fuente Obejuna el que ve peligrar uno de los principales reclamos del verano en la provincia, la representación de [Fuenteovejuna,] la obra de Lope de Vega que puso el nombre del pueblo en el mapa de la literatura universal.

La alcaldesa de Fuente Obejuna, Isabel Cabezas, confirmó ayer a ABC que la SGAE reclama al municipio más de 36 000 euros en conceptos de derechos de autor. De esta cantidad, 31 500 euros corresponden a derechos de taquilla de los diez últimos años, mientras que el resto son el 10 por ciento de la taquilla del montaje de este año, que se representa entre el 19 y el 23 de agosto, y que también quiere la SGAE. «Hemos calculado que asciende a unos 5 000 euros», afirmó la alcaldesa.

Isabel Cabezas fue ayer tajante a la hora de calificar de «desfalco» la acción de la Sociedad General de Autores y Editores y dijo que de persistir en su empeño harían peligrar la representación de «Fuenteovejuna» en futuras ediciones. «Hemos de partir que poner en escena esta obra exige un gran sacrificio por parte de los vecinos de Fuente Obejuna, del Consistorio y otras entidades colaboradoras. La representación es deficitaria y la taquilla ni siquiera cubre el presupuesto del montaje», añadió. Según aclaró la primera edil, la deuda reclamada por la SGAE no tiene justificación alguna. Los derechos de la obra de Lope de Vega han prescrito y la música que se utiliza en la obra son canciones populares. «Además, el director de este año, Fernando Rojas ha renunciado a sus derechos», insistió Cabezas.

Ante la situación que se les presenta, la alcaldesa de Fuente Obejuna aplaudió la decisión del regidor de Zalamea, Javier Paredes, que se ha plantado ante la reclamación de la SGAE. «Todos los Ayuntamientos deberían adoptar la misma postura», puntualizó.

La tradición de un clásico

El montaje de «Fuenteovejuna» supone un desembolso medio de entre 180 000 y 240 000 euros y representa un empuje socioeconómico para el municipio y los pueblos cercanos, ya que cada representación -este año habrá cinco- cuenta con 1 200 espectadores, de los que la mayoría acuden de otros puntos de la provincia y del territorio nacional expresamente para ver la obra.

Tal expectación responde a la tradición de un clásico. El municipio puso por primera vez en escena la obra en 1935 y desde entonces se ha representado periódicamente, aunque la tradición oral apunta que antes que antes de esta fecha se representaba, al principio, cada cien años y después, cada 50, por lo que la tradición del espectáculo es centenaria.

En 1992 tuvo lugar el primer montaje en el que la mayoría de los actores eran vecinos de la villa, una característica que aumentó aún más la fama del evento. La última edición de «Fuenteovejuna» fue en 2006.
La próxima puesta en escena será la semana que viene. Del 19 al 23 de agosto habrá cinco funciones, dirigidas en esta ocasión por Fernando Rojas. Unas citas en las que, sin duda alguna, actores y espectadores gritarán: «¡Todos a una!».

La segunda noticia añade información sobre un concierto solidario, aunque el partido político que dice estar indignado no parece proclive a liberar la cultura de las garras capitalistas, quiero decir que si llegan al poder nos dejarán al perro y, si acaso, le cambiarán el collar…

PP comparte indignación ciudadanos Zalamea ante intento “robo” de la SGAE

EFE. Mérida.

El PP [Partido Popular] de Extremadura ha dicho hoy compartir la indignación de los ciudadanos de Zalamea de la Serena, y de su alcalde, Javier Paredes, ante el intento de “robo a impuesto armado” que quiere perpetrar la SGAE a costa de la representación popular que todos los veranos se hace de la obra de Calderón de la Barca “El alcalde de Zalamea”.

En un comunicado remitido a EFE, el diputado del PP Juan Parejo señala que no es la primera vez que estos “buitres de la cultura progre” lo intentan en localidades extremeñas, ya que el pasado mes de julio en Fuente del Maestre (Badajoz) pretendieron cobrar el “impuesto revolucionario musical” a un concierto benéfico organizado por la Asociación [Amigos del Pueblo] Saharaui y destinado a recabar ayuda económica para los campamentos de refugiados [sobre el Sahara Occidental, ver enlaces más abajo].

Este festival benéfico contaba con la colaboración del Ayuntamiento de Fuente del Maestre que asumía los gastos que se pudieran derivar del mismo para no detraerlos de la ayuda a los saharauis.

Entonces, la Sociedad General de Autores de España (SGAE) pidió una fianza y exigió el pago del 10 por ciento de la recaudación y, ante la negativa de los promotores, vertió amenazas contra la organización saharaui.

El día del concierto -en el que iba a actuar José el Francés que había renunciado a sus derechos- dos individuos que dijeron pertenecer a la SGAE se personaron en taquilla y, cuando se les pidió que acreditaran su condición, la emprendieron a empujones con la taquillera, lo que provocó un incidente del que posteriormente pidieron disculpas, recuerda el PP en su nota.

Precisamente por ese incidente y ante la amenaza de denuncia, la SGAE se retiró de Fuente del Maestre.

Para Parejo, “es vergonzoso el comportamiento” de esta entidad al pretender “sacar partida de actos con fines benéficos”, pero “también es vergonzoso el comportamiento -con tintes mafiosos- de lo componentes de la SGAE enviados a Extremadura que no dudan en amenazar o coaccionar para obtener sus impuestos”.

Ahora, según el diputado popular, “van a por Zalamea de la Serena, cuyo principal atractivo cultural es la representación popular de esta obra de teatro, a la que contribuyen los habitantes de la localidad de forma desinteresada y altruista”.

Los vecinos, recuerda el PP, confeccionan los trajes con sus propios recursos, aportan incluso los animales que forman parte del escenario y, cuentan para ello, con la ayuda del Ayuntamiento de Zalamea de Serena, la Diputación y la Junta de Extremadura”, una ayuda que, según precisa, es secundaria.

Juan Parejo ha pedido al PSOE extremeño que se pronuncie sobre esta “sinvergonzonería”, porque los responsables de la SGAE “no ocultan su activismo ‘frunciendo la ceja’ y, esta manera de actuar, parece una forma de pagar favores electorales, pero a costa del bolsillo de los extremeños”.

Para el diputado popular, el alcalde de Zalamea “también se podía rebelar contra estos recaudadores piratas que han visto favorecida su rapiña por la actitud y amparo del PSOE hacia su causa, causa que será gravosa para los ciudadanos”.

En ese sentido, el PP entiende que “algo tendrá que decir la consejera de Cultura, desde su responsabilidad en esta actividad teatral y desde la defensa de los intereses culturales de los extremeños”.

Enlaces relacionados con el Sahara Occidental:

13 Agosto 2009 - Posted by | "Intellectual property", Education, Human Rights, Literature, Politics, Spain, Western Sahara

7 Comentarios »

  1. Gracias por tu apoyo. Cuanto más se divulgue más presión podremos hacer.

    Comentario por Ángel Vázquez Hernández | 13 Agosto 2009

  2. Esto no tiene nombre. Por lo que yo tenía entendido, los derechos de autor prescriben a los 80 años de la muerte del autor. Es decir, que luego pasa a ser patrimonio cultural para el pueblo. Probablemente me equivoque y el asunto sea más complejo pero desde luego alquién o algún organismo debería regular a la SGAE y poner determinados límites. O por lo menos deberían desarrollar un código deontológico para su actividad.

    Si se continúa así creo que cuando los niños de parvulario de un pueblo de 500 habitantes representen qué se yo… Peter Pan… tengan éstos que pagar 5 mil euros. Pfff

    Comentario por Dejandoelparaiso | 14 Agosto 2009

  3. Las leyes sobre “derechos de autor” varían de unos países a otros…

    http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries%27_copyright_length

    De hecho, el ejemplo de Peter Pan es ilustrativo, pues hay adaptaciones “no autorizadas” que se permiten en algunos países pero que en otros violarían la ley…

    http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_works_based_on_Peter_Pan

    En cualquier caso, la cultura es un derecho humano inalienable. La justicia debe prevalecer y conducir a la reforma de la legalidad injusta.

    Comentario por César Salgado | 14 Agosto 2009

  4. Yo apoyo al pueblo de Zalamea, y al de Fuente Obejuna. ¿Al final van a ser las empresas las que nos digan qué cultura debemos fomentar en nuestro pueblo? ¿Pero qué es esto? Atentados contra la cultura, contra el turismo de los pueblos, mucho ojo, ETA ha atentado contra el turismo y SGAE esta atentando contra el turismo en los pueblos de España. Más aún cuando el autor ha regalado la obra al pueblo ¿Quiénes se creen que son?

    Y por cierto: ¡Viva la RASD! ¡Sahara libre!

    Comentario por carles | 14 Agosto 2009

  5. Se a adaptación é dun autor actual están en vigor os dereitos de autor. Como se a adaptación da Johannes Passion para coro da que falas estivese rexistrada tampouco se podería interpretar e público libremente. Na ducha si, se non é en público e cobrando polo espectáculo.
    Aparte diso creo que a SGAE debe ser disolta tras xuízo por abuso e latrocinio, e pago das correspondentes imndemnizacións e penas que a xustiza determine. Tanto os medios coma os fins da SGAE son escandalosos. Os primeiros por coercitivos e violentos (vulgo “mafiosos”) e os segundos por seren única e exclusivamente lucrativos, sin función social ou cultural ningunha, senón abslutamente o contrario.
    Hai que crear outra institución totalmente diferente, unha institución pública e respetuosa cos princpios democráticos, como mínimo.

    En resumo:
    1. Defensa dos dereitos de autor, si, si o autor así o demanda.
    2. MORTE Á SGAE! “¡Todos a una!”

    Comentario por K. Gregorovius | 16 Agosto 2009

  6. Pero lo que no se le puede negar a los miembros y empleados de la SGAE es que son profesionales, pues son capaces de llegar hasta el pueblo más recóndito y averiguar si se está realizando algún acto cultural que no haya pasado por caja.

    Te invito a leer mi artículo: SI LA SGAE VIGILASE LOS MONTES…

    http://www.terceraopinion.net/2009/08/16/si-la-sgae-vigilase-los-montes/

    Un saludo.

    Comentario por laterceraopinion | 17 Agosto 2009

  7. La SGAE. Una de las mayores vergüenzas de este país. Y mientras la gente siga diciendo “uuyyy que feo” pero no haga nada, llegará el día en que no podremos poner musica para festejar nuestro cumpleaños (si es que aún se puede).
    Tenemos que protestar todos, manifestarnos en su puerta, y hacerles saber a estos sinvergüenzas lo que pensamos de ellos.

    Comentario por Federico S.P. | 20 Agosto 2009


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s