Blog de César Salgado

Os papeis terman do que lles poñen, e internet nin che conto…

Os nosos políticos privatizan os servizos públicos e insultan aos traballadores

Hai uns días comentei neste blog dúas noticias que indican unha preocupante tendencia privatizadora na actual Consellería de Educación. Hoxe toca falar de Diego Calvo Pouso (o delegado territorial ou “superdelegado” da Xunta de Galicia na Coruña), que completou o panorama cunhas declaracións nas que insultou aos traballadores (e parece que non foi o único “irresponsable” político en facelo).

A política deste Goberno parece encamiñada a destruír (privatizar, asfixiar) aqueles servizos que debería administrar. As declaracións insultantes son para os traballadores unha humillación, un trato vexatorio, unha mostra máis da alienación múltiple e cotidiana que sofren os que intentan educar con medios precarios, alienación comparable ao mobbing ou workplace bullying. Pero son tamén un índice da escasa disposición ao diálogo e, á fin, da escasa saúde democrática do país…

“Comisiones estudia denunciar a Calvo por ‘injuriar’ al personal del Santiago Apóstol” (La Opinión, 20 – V – 2010)

El sindicato considera inaceptable que el responsable del Gobierno gallego argumente que las manifestaciones de la plantilla del centro están motivadas por el temor a tener menos vacaciones.

Pablo López. A Coruña.

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) amenaza con denunciar al delegado provincial del Gobierno autonómico, Diego Calvo, por las declaraciones que el representante de la Xunta en la provincia hizo sobre las manifestaciones de los trabajadores del colegio de educación especial Santiago Apóstol. El comité de empresa del centro denuncia que la pérdida de alumnos que sufre el colegio y que amenaza con provocar su desaparición está motivada por el hecho de que la Xunta ofrece a las familias el traslado de los niños a centros concertados. El delegado provincial, sin embargo, llegó a afirmar que el único motivo de las protestas es “el temor de algunos trabajadores a tener menos vacaciones”.

El secretario comarcal de CCOO, José Manuel Lado, considera inaceptables las manifestaciones de Calvo y, por ello, ha avanzado que los servicios jurídicos del sindicato preparan acciones legales contra el delegado. “La asesoría jurídica de CCOO se está planteando la posibilidad de emprender acciones legales contra Diego Calvo por las declaraciones que hizo sobre los trabajadores del Santiago Apóstol. Creemos que van más allá de la libertad de expresión, son injurias”, comentó ayer Lado sobre las polémicas manifestaciones del delegado.

CCOO explica que únicamente renunciará a la vía jurídica si el delegado se excusa o si la Xunta toma la decisión de destituirlo de su cargo. “Debe rectificar inmediatamente y, si no lo hace, la Xunta debe cesarlo”, expuso el secretario general de CCOO.

Los trabajadores del Santiago Apóstol aseguran que las instalaciones del mismo están infrautilizadas, algo que consideran intolerable en tiempos de crisis. Los que se manifestaron esta semana comentaron que el colegio está tan solo al 50% de su capacidad y que la Xunta dedica 1 794 euros mensuales a tener a los menores en un centro privado.

En Galicia, según explican los trabajadores, hay 540 plazas públicas de este tipo y 200 de ellas están en el Santiago Apóstol. Este es el motivo por el que el comité de empresa del centro dice no comprender cómo es posible que el colegio esté actualmente por debajo de su capacidad.

Los trabajadores, sobre las declaraciones de Diego Calvo, ya habían denunciado que el delegado pretende con sus manifestaciones convertir un problema social como el que denuncia el comité de empresa en un simple conflicto laboral motivado por el supuesto afán de los trabajadores por mantener sus vacaciones.

El comité también había defendido, en contestación al delegado, que los niños y los jóvenes pueden estar atendidos durante los meses de verano y que es la propia dirección del centro la que fija unos servicios mínimos en función de los usuarios que tengan previsto quedarse en julio y agosto.

“Los sindicatos exigen al superdelegado de A Coruña que rectifique sus críticas a los colegios públicos” (La Voz de Galicia, 20 – V – 2010)

El proyecto Abalar para la implantación de ordenadores portátiles en los centros educativos comenzará el próximo curso en 47 colegios concertados y en 56 públicos, según el sindicato STEG. La privada logra el 45% de participación en este programa pionero, cuando representa el 15% de los centros. Tanto esta organización sindical como la CIG-Ensino han criticado esta adjudicación mayoritaria a la enseñanza concertada, pero más aún la justificación que dio a estas cifras el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Diego Calvo, quien aseguró que esto se producía por la mayor implicación del profesorado de los centros privados.

Los dos sindicatos exigen una rectificación de Calvo y lo acusan de difamar al profesorado que imparte docencia en la enseñanza pública. De hecho, aseguran que Educación no facilitó el acceso a este programa a los centros públicos, y menos a los ubicados en la zona rural. El STEG pone como ejemplo el CPI de Zas, que ya ha contratado las adaptaciones técnicas para implantar el proyecto y no ha sido seleccionado. «Ningún responsable da consellería lles explica que é o que teñen que facer: ¿renunciar ás obras?, ¿facelas e solicitalo despois?», denuncian desde el sindicato.

La CIG-Ensino añadió que esta medida se suma a otras que ha llevado a cabo la Xunta en apoyo a la enseñanza concertada y en detrimento de la pública.

21 Maio 2010 - Posted by | Education, Galicia, Human Rights, Politics

Aínda non hai comentarios.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s