Blog de César Salgado

Os papeis terman do que lles poñen, e internet nin che conto…

Eleccións estatais 2015: concello de Cambre (deputados)

O domingo pasado (20 – XII – 2015) houbo eleccións en todo o Estado. Aquí poño os datos provisionais do escrutinio no concello de Cambre (Congreso). O número de electores obtíveno de sumar votantes e abstencións (14 279 + 5 101 = 19 380).

Candidaturas Electores Porcentaxe sobre
votos válidos
Porcentaxe
sobre electores
1. Abstencións 5 101 n.a. 26,32%
2. En Marea
(Podemos et al.)
4 497 31,88% 23,20%
3. PP 3 861 27,37% 19,92%
4. PSOE 2 940 20,84% 15,17%
5. Cs 1 802 12,78% 9,30%
6. Nós (BNG et al.) 420 2,98% 2,17%
7. Nulos 174 n.a. 0,90%
8. PACMA 161 1,14% 0,83%
9. Brancos 156 1,11% 0,80%
10. UPyD 97 0,69% 0,50%

27 Decembro 2015 Posted by | Galicia, Politics, Spain | Deixar un comentario

Eleccións estatais 2015: Galicia (deputados)

O domingo pasado (20 – XII – 2015) houbo eleccións en todo o Estado. A circunscripción é provincial. Os electores podían absterse, votar nulo, votar en branco ou, para elixi-los deputados do Congreso, optar entre varias candidaturas colectivas, con listas cerradas e bloqueadas, elaboradas internamente polos partidos políticos ou coalicións dos mesmos.

Noutra urna optabamos por un máximo de tres candidatos en listas abertas (aínda que os partidos envían mailings de propaganda a tódolos domicilios con papeletas que xa levan as tres cruces impresas) para elixir parte dos membros do Senado. Outra parte dos senadores son “designados” polas Comunidades Autónomas, como dispón o artigo 69.5 da Constitución Española.

Aquí poño os datos provisionais para o Congreso. O número de electores obtíveno de sumar votantes e abstencións (1 653 863 + 611 692 = 2 265 555).

Candidaturas Electores Porcentaxe sobre
votos válidos
Porcentaxe
sobre electores
1. Abstencións 611 692 n.a. 27,00%
2. PP 605 178 37,10% 26,71%
3. En Marea
(Podemos et al.)
408 370 25,04% 18,03%
4. PSOE 347 942 21,33% 15,36%
5. Cs 147 910 9,07% 6,53%
6. Nós (BNG et al.) 70 464 4,32% 3,11%
7. Nulos 22 689 n.a. 1,00%
8. Brancos 17 278 1,06% 0,76%
9. PACMA 13 205 0,81% 0,58%
10. UPyD 8 380 0,51% 0,37%

24 Decembro 2015 Posted by | Galicia, Politics, Spain | Deixar un comentario

Eleccións andaluzas 2015: caciquismo e propaganda

Onte houbo eleccións ó Parlamento de Andalucía. Como hai moitas candidaturas, arbitrariamente fixen un corte no 0,2% dos electores. Uso os datos provisionais ofrecidos pola Junta de Andalucía co 99,95% escrutado. O número de electores é obviamente aproximado e obtíveno de sumar votantes e abstencións (4 017 912 + 2 266 104 = 6 284 016).

Candidaturas Electores Porcentaxe sobre
votos válidos
Porcentaxe
sobre electores
1. Abstencións 2 266 104 n.a. 36,06%
2. PSOE 1 409 042 35,43% 22,42%
3. PP 1 064 168 26,76% 16,93%
4. PODEMOS 590 011 14,84% 9,39%
5. Cs 368 988 9,28% 5,87%
6. IULV-CA 273 927 6,89% 4,36%
7. UPyD 76 653 1,93% 1,22%
8. PA 60 707 1,53% 0,97%
9. Brancos 54 807 1,38% 0,87%
10. Nulos 40 939 n.a. 0,65%
11. PACMA 31 735 0,80% 0,51%
12. VOX 18 017 0,45% 0,29%

A miña lectura:
I. A abstención é a primeira forza política. Foi a opción do 36% dos electores fronte ós que optaron polo PSOE (22%), o PP (17%), PODEMOS (9%), etcétera.
II. Mantense o voto ligado ó bipartidismo tradicional dos caciques e das redes clientelares (PSOE e PP suman o 62% dos votos válidos). A xente sabe que as mafias son corruptas pero algunha esmola dan e hai medo a perdela.
III. Aparecen tres novas forzas políticas que deben a súa visibilidade, principalmente, á propaganda exercida polas cadeas de televisión e outros medios de comunicación de masas (PODEMOS, Cs e VOX). Os seus resultados son en boa medida proporcionais á exposición pública neses medios.

23 Marzo 2015 Posted by | Politics, Propaganda, Spain | Deixar un comentario

Voz Salud Mental

Hoxe recibín unha mensaxe por Facebook que convida a participar na enquisa dunha campaña chamada “Voz Salud Mental”. Esta campaña vén asinada por unha empresa de marketing farmacéutico (Clover SGM), dúas asociacións sen ánimo de lucro (FEAFES e AMAFE) e dúas empresas farmacéuticas (Lundbeck e Otsuka). [1]

A campaña so consiste, de momento, nun formulario de enquisa. Dubido que estes axentes (tan diversos e mesmo antagónicos, podería pensar alguén non avisado) usen este medio por interesárense realmente nas opinións das persoas diagnosticadas de esquizofrenia (ou de psicose) e dos seus coidadores. Máis ben, con este medio seguen a usar a pacientes e familias para fomentar unha impresión favorable no público. E as asociacións, en vez de loitar pola desalienación e a liberación dos que sofren, venden a súa independencia ó deus Mercado.

Nada sorprendente, pois é o seu negocio, Clover SGM ten entre os seus clientes a moitas empresas farmacéuticas [2]:

FEAFES (Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental) recibiu cartos das empresas farmacéuticas AstraZeneca (a través da fundación homónima; fabricante de quetiapina (Seroquel), entre outros), Ferrer, Janssen (fabricante de haloperidol e risperidona, entre outros), Lundbeck, Otsuka e Pfizer. [3]

AMAFE (Asociación Madrileña de Amigos y Familiares de Personas con Esquizofrenia) recibiu cartos das empresas farmacéuticas AstraZeneca (a través da fundación homónima), Janssen e Roche. [4]


Referencias:

[1] Páxina web de Voz Salud Mental, consultada o 28 – XI – 2014.

[2] Sección “clientes” da páxina web de Clover SGM, consultada o 28 – XI – 2014.

[3] Sección “quiénes somos” da páxina web de FEAFES, consultada o 28 – XI – 2014.

[4] Sección “quiénes somos” da páxina web de AMAFE, consultada o 28 – XI – 2014.


¿Que teñen de malo as empresas farmacéuticas? ¿Son malos os psicofármacos?

Os psicofármacos, usados correctamente, fan moito ben a moitas persoas; pero usados incorrectamente poden facer moito mal.

As empresas farmacéuticas fan negocios multimillonarios e as súas decisións están tan desconectadas da ética como as de calquera sector do actual capitalismo salvaxe. As empresas farmacéuticas aproveitan un sistema de patentes perverso, unha política reguladora permisiva, unha ciencia médica cada vez menos independente e un público desinformado para logra-lo seu obxectivo: os fármacos que producen deben ser prescritos e consumidos no maior número posible, sen importar que consecuencias se deriven dese consumo. Por exemplo, algúns fármacos teñen unha boa relación custo-beneficio se os usan adultos en tratamentos puntuais, pero non se os usan nenos ou se facemos deles un tratamento crónico.

As empresas farmacéuticas gastan o dobre en publicidade que en investigación. As empresas farmacéuticas promoven modelos anticientíficos sobre as enfermidades e as súas causas. As empresas farmacéuticas esaxeran as bondades terapéuticas dos seus fármacos cando as súas patentes están en vigor. As empresas farmacéuticas posúen moitos laboratorios, presionan a políticos e funcionarios mediante lobbies, dominan mediante subvencións as revistas especializadas e os congresos médicos, contratan como investigadores e asesores a profesionais destacados, desacreditan activamente a profesionais críticos.

A saúde é para moitos un negocio. En consecuencia, diante de cada tratamento que apareza no mercado, diante de cada información que encontremos, debemos preguntarnos cui prodest, debemos pensar que o raposo vai coidar do galiñeiro se non miramos nós por el.

28 Novembro 2014 Posted by | Galicia, Human Rights, Medications, Mental Health, Politics, Propaganda, Schizophrenia, Spain | Deixar un comentario

Precariedade nas contratacións do SERGAS

Persoal sanitario que fai substitucións no SERGAS denuncia a extrema precariedade do sistema de contratación (V Televisión, 24 – XI – 2014)…

Visto no blog da Coordinadora Antiprivatización da Sanidade Pública – A Coruña (tamén no Facebook e no Twitter).

25 Novembro 2014 Posted by | Galicia, Human Rights, Politics, Spain | Deixar un comentario

RBA (El Jueves) censura viñetas sobre monarquía

A censura perpetrada pola editora RBA sobre a revista de humor El Jueves so ten sentido se houbo presións exteriores, porque a publicación queda moi desprestixiada…

Imposible non acordarse da censura xudicial de hai sete anos…

Houbo máis censura estes días (e non digamos autocensura) en relación cos asuntos da monarquía. Este caso atinxe ó xornal El Mundo

Aquí se ven as portadas de El Jueves, á direita a censurada e á esquerda a que se publicou finalmente esta semana. O humor da viñeta censurada parece perfectamente tolerable, o cal fai máis incomprensible aínda a censura…

Máis abaixo vense as viñetas coas que Albert Monteys e Manel Fontdevila explicaron hoxe (no Twitter) a censura e a súa marcha da revista…

6 Xuño 2014 Posted by | Human Rights, Humour, Politics, Spain | Deixar un comentario

O enfermo mental, “suxeito perigoso” na reforma do Código Penal

Tanto o anteproxecto de reforma do Código Penal (outubro do 2012) como o posterior proxecto de reforma do Código Penal (setembro do 2013), elaborados polo Ministerio de Xustiza que dirixe Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez, fundamentan algunhas das súas “medidas de seguridade” máis polémicas na peligrosidad del sujeto. Isto é, non fundamentan as “medidas de seguridade” nos delictos cometidos, senón naqueles delictos que, segundo a clarividencia da autoridade, o “suxeito perigoso” podería cometer no futuro.

¿Quen son eses suxeitos perigosos? Se isto fose unha novela distópica, os disidentes políticos encaixarían na categoría. É previsible que unha tempada no cárcere manteña intactos (ou radicalice aínda máis) os pensamentos de moitos opositores.

Pero a realidade é dura: os máis prexudicados na redacción da reforma son os enfermos mentais inimputables. Parece unha reacción infantil por parte dun lexislador ávido de castigos exemplares e terribles. Como non podo impoñerlles unha pena, impóñolles unha “medida de seguridade” que pode chegar a ser perpetua. Se esta reforma sae adiante, os manicomios volveranse encher e os psiquiatras volverán ser policías.

Non servirá de nada o consenso xurídico, expresado por exemplo na Convención sobre os dereitos das persoas con discapacidade, texto que asinou e ratificou España; nin a opinión que emitiu en decembro do 2012 o Consello Xeral do Poder Xudicial (informe sobre o anteproxecto, páxinas 136 e 137):

[…] La inclusión en los términos de la ponderación de hechos no cometidos, sino presuntos, evoca a las denostadas medidas de seguridad predelictuales, cuya inconstitucionalidad fue declarada por el Tribunal Constitucional. El anteproyecto parece atender a un estado o modo de ser del autor con abstracción del hecho penal concreto cometido, lo que atenta con los principios más esenciales del Derecho Penal y de un Estado de Derecho. […]

Tampouco non servirá de nada o consenso científico, expresado por exemplo no Manifiesto de Oviedo (elaborado pola Sociedad Española de Psiquiatría, a Sociedad Española de Psiquiatría Biológica e a Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, 11 – XI – 2011):

[…] la peligrosidad y relación con actos violentos de la persona con enfermedad mental no es la norma habitual en su comportamiento y han de considerarse, tal y como son, hechos aislados […]

Seguidamente, sobre a reforma do Código Penal, extracto un artigo que apareceu onte no diario madrileño El País, titulado “¿Enfermos mentales y presos para siempre?”. Nótese a importante distinción, pouco coñecida polo público, entre patoloxía psíquica, psicopatía e psicose, palabras que comparten etimoloxía pero teñen significados moi diferentes…

Encierro perpetuo o peligrosidad social son expresiones que remiten a tiempos pretéritos al hablar de enfermedad mental. Y, sin embargo, no hacen referencia al pasado, sino al futuro. Ambas figuran en el proyecto de ley de modificación del Código Penal diseñado por el Ministerio de Justicia que dirige Alberto Ruiz-Gallardón, que en estos momentos se tramita en el Congreso de los Diputados, y que introduce cambios en materia de medidas de seguridad (internamientos, libertad vigilada) aplicables a personas afectadas por una patología mental (esquizofrenia, trastorno bipolar) o por una discapacidad intelectual (Síndrome de Down, trastornos autistas).

La reforma ha levantado una fuerte oposición entre las principales asociaciones de pacientes y familiares, como la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES) o la Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS). También en la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN), quienes califican las novedades que se pretenden introducir como una involución cargada de “efectos hostiles” y “estigmatizantes” para una población especialmente vulnerable. La reforma “incide de modo severo en el factor seguridad en detrimento notable del factor reinserción y rehabilitación social”, añade la AEN, asociación interdisciplinar que agrupa a dos mil profesionales relacionados con la salud mental (psiquiatras, enfermeras, trabajadores sociales, psicólogos, terapeutas) y que ha dejado patente su rechazo en un pormenorizado análisis del proyecto. […]

Uno de los aspectos que ha despertado mayores críticas consiste en la posibilidad de privar de libertad indefinidamente, mediante el encadenamiento de medidas de internamiento, a personas con enfermedad mental, algo que ahora la ley no permite.

Si una persona comete un delito y se le considera por motivos de salud mental no imputable (es decir, no responsable de sus actos) lo habitual es que se le aplique una medida de seguridad que consiste generalmente en el internamiento en un centro psiquiátrico en lugar de ir a prisión. Pero, de acuerdo con el actual Código Penal (de 1995), no puede estar ingresado más tiempo del que hubiera tenido que cumplir si hubiera ido a la cárcel por ese delito. Y ese internamiento se cumple en una de las tres instalaciones psiquiátricas penitenciarias que hay en España, situadas en Alicante, Sevilla y Barcelona.

Sin embargo, la reforma del Gobierno contempla la posibilidad de que el encierro en uno de estos centros pueda ser perpetuo. Y la última palabra estaría en el juez, no en el psiquiatra. En principio, no podría ser superior a cinco años —aunque el juez podría imponer esa duración incluso si la pena prevista fuera inferior—, pero, una vez cumplida la duración de la medida, se abre la puerta a que el juez la pueda prorrogar por periodos sucesivos de cinco años sin límite, si lo cree oportuno. Al fin de cada uno de estos periodos de cinco años la autoridad judicial, previa propuesta de la junta de tratamiento del centro penitenciario, debe decidir si “el internamiento continúa siendo necesario para evitar que el sujeto que sufre la anomalía o alteración psíquica cometa nuevos delitos a causa del mismo”. […]

Y eso puede situar a los inimputables fuera de las garantías constitucionales: dejarlos sin la presunción de inocencia que rige para cualquier otro ciudadano.

Según la AEN, esta fórmula para decidir los ingresos sucesivos en una penitenciaría psiquiátrica sería contraria a la seguridad jurídica, “pues introduce la inconcreción de la duración de la medida” y es discriminatoria “porque solo se aplica a personas con trastorno mental o discapacidad intelectual”. ¿Qué hay detrás de esta medida? Para las personas con enfermedad mental, familiares y la AEN, una estrategia de encarcelamiento preventivo peligrosa ligada a una falsedad: la peligrosidad social de los afectados por este problema de salud.

La norma, en su exposición de motivos, justifica la prórroga del internamiento “cuando resulte imprescindible porque exista una probabilidad elevada de comisión en el futuro de delitos de especial gravedad”. El proyecto ilustra esta circunstancia con un ejemplo. Señala que en el caso de “una persona que sufre una grave patología psiquiátrica que le ha llevado a cometer reiterados delitos contra la vida o la libertad sexual” se tomarían estas medidas “cuando las valoraciones psiquiátricas disponibles confirmen que continúa existiendo una elevada probabilidad de comisión de delitos de especial gravedad”. Ello se completa con la opinión de que las medidas de seguridad deben ser proporcionales “no solo a la gravedad del hecho delictivo, sino también a la de aquellos que se prevea que se pudiera cometer, y por ello, a su peligrosidad”.

El internamiento preventivo implicaría, como advierte la AEN, prorrogar el ingreso de determinadas personas no por lo que hagan, sino por los actos que se considere que pueden hacer. Es decir, por la peligrosidad que se le atribuya. O, en otras palabras, pasar de un derecho penal de hecho (se castiga por lo que se hace) a un derecho penal de autor (se castiga por la categoría de la persona, en este caso, enfermo-mental-peligroso-capaz-de-delinquir; es decir, por lo que se cree que puede hacer). Esta filosofía fue criticada por la comisión de estudios del Poder Judicial al evaluar el anteproyecto. “La inclusión en los términos de la ponderación de hechos no cometidos, sino presuntos, evoca a las denostadas medidas de seguridad predelictuales, cuya inconstitucionalidad fue declarada por el Tribunal Constitucional. El anteproyecto parece atender a un estado o modo de ser del autor con abstracción del hecho penal concreto cometido, lo que atenta con los principios más esenciales del Derecho Penal y de un Estado de Derecho”, indicó el CGPJ [informe sobre o anteproxecto, páxinas 136 e 137]. “Son informes no vinculantes”, responde un portavoz de Justicia, que añade que estas observaciones no fueron compartidas “ni por el Consejo Fiscal ni por el Consejo de Estado”.

El argumento que permite mantener ingresado a un enfermo mental por considerar que es una persona peligrosa capaz de cometer nuevos delitos se sostiene sobre varias premisas falsas, según insisten las asociaciones que se oponen al proyecto. Por un lado, sobre la idea de asimilar a personas con enfermedad mental con personas peligrosas. “Cuando estas personas cometen algún delito es porque se trata de un paciente sin diagnosticar o que no está sometido a tratamiento”, relata José María Sánchez Monge, presidente de FEAFES. “Si suceden hechos de este tipo es que algo falla en el sistema sociosanitario, que no ha sido capaz de ofrecer un tratamiento psicoterapéutico o farmacológico adecuado”. En ello abunda la AEN: “No hay ninguna base científica para hacer la asociación entre peligrosidad y persona con enfermedad mental; la peligrosidad no es un concepto clínico ni psicopatológico”. Y añade: “La posibilidad de que los enfermos mentales cometan un delito no difiere de los llamados normales. Cuando se asocia conducta delictiva y trastorno mental, la respuesta social se funda más en el desconcierto y en los prejuicios que en la evidencia”. Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, que agrupa a dos mil especialistas, también se manifiesta “en contra de cualquier analogía entre enfermedad mental y peligrosidad”, aunque plantea que en el texto es interpretable que se haga esta relación.

Sánchez Monge cree que, con esta tesis, Justicia confunde y equipara a Hannibal Lecter (el célebre asesino de El silencio de los corderos) con una persona con enfermedad mental que se descompensa y sufre un brote. Una cosa son los psicópatas, personas que son conscientes de lo que hacen y que cometen actos violentos de forma voluntaria. Otra, “aquel que tiene episodios psicóticos como delirios o alucinaciones por un problema de salud que no está adecuadamente atendido; esa gente no es consciente de lo que hace”. Y añade: “Peligroso es solo el que comete el acto voluntariamente”, es decir, el psicópata.

Fernando Santos es de la misma opinión. Para este fiscal de Córdoba, miembro del grupo de Ética y Legislación de la AEN, “la ley se ha hecho pensando en el psicópata, alguien que no tiene ningún abordaje [terapéutico] porque lo que sufre es un trastorno de la conducta, no un trastorno mental”. “Si al rebufo de esta confusión se castiga a todos por igual, hacemos una crueldad”, añade Santos, que refleja sus opiniones a título personal.

La segunda falsa premisa consiste en creer que se pueda prever que un enfermo mental volverá a delinquir, una circunstancia clave, ya que de este juicio depende que se renueven los plazos del internamiento. “Esto es imposible de saber”, añade Sánchez Monge. “Ningún psiquiatra puede decirte que una persona volverá a cometer un delito si no está tratado adecuadamente”. De la misma opinión es la AEN que recuerda “la precariedad y provisionalidad de la mayor parte del cuerpo teórico de la psiquiatría, así como la escasa validez y fiabilidad de los diagnósticos”. Por ello “no hay fundamento científico para que los profesionales de la salud mental puedan evaluar la presunta peligrosidad de la persona”, ni mucho menos para que estas conclusiones puedan determinar el encierro preventivo del enfermo mental.

“Yo me siento en una situación de vulnerabilidad absoluta”, comenta Hernán Sampietro, de ActivaMent, una asociación de Barcelona que, a diferencia de las anteriores, está integrada exclusivamente por pacientes: por diagnosticados con trastorno mental, no por sus familiares. “Con el cambio, una persona sabrá cuándo ingresa, pero no cuándo saldrá de un centro psiquiátrico” indica este psicólogo social y consultor docente de la Universitat Oberta de Catalunya. “La peligrosidad se atribuye por el diagnóstico de un trastorno mental severo”. Él sufrió una grave depresión de la que se encuentra asintomático. “Pero podría recaer, y entonces no tendría los mismos derechos que el resto de la población, dejaría de ser igual ante la ley que el resto de personas no diagnosticadas al entrar dentro de la categoría de personas con un trastorno mental”, indica.

La reforma del Código Penal introduce otros cambios. Por ejemplo, en el tratamiento a las personas con enfermedad mental a las que se considere semiimputables (con capacidad relativa para responder de sus actos). A estas personas se les puede imponer una pena de cárcel y otra de internamiento, y lo habitual es que primero se somete a la persona a tratamiento (en un centro psiquiátrico) y más adelante se decide si cumple o no la pena. La reforma contempla que si la pena de cárcel es superior a los cinco años, se puede acordar que primero cumpla parte de la condena a prisión, lo que no beneficia en absoluto la rehabilitación del paciente, según las asociaciones.

La AEN interpreta los cambios en el Código Penal como el reflejo de la apuesta ideológica que, en términos generales, el Gobierno hace por la seguridad y el castigo en perjuicio de la rehabilitación y la reinserción; y que, aplicados al entorno de la salud mental, se traducen en medidas como la posibilidad del internamiento preventivo perpetuo. “El proyecto forma parte de un conjunto de medidas legislativas destinadas a la sustitución apresurada de nuestro precario Estado de bienestar por un estado caritativo que culminará con un Estado penal, proceso en el que las políticas sociales están siendo progresivamente sustituídas por políticas de vigilancia y control, que incluye la contención punitiva de las categorías sociales más desfavorecidas”. […]

Documentos relacionados:

Abreviaturas

7 Abril 2014 Posted by | Human Rights, Mental Health, Politics, Spain | Deixar un comentario

Dúas varas de medir para os migrantes

Chamou a miña atención unha noticia, da cal copio extracto:

“La oferta de nacionalidad a sefardíes satura los consulados españoles en Israel” (El País, 10 – II – 2014)

La medida fue anunciada el viernes como anteproyecto de ley en el Consejo de Ministros. Se beneficiarán, según las agrupaciones sefardíes, hasta 3,5 millones de personas. Como pruebas: certificados del rabino, apellidos o ladino.

David Alandete. Jerusalén.

La decisión del gobierno de Mariano Rajoy de modificar el Código Civil para conceder la nacionalidad española a los descendientes de los judíos que en 1492 fueron expulsados de la península Ibérica, anunciada el viernes, ha despertado un desmesurado interés en los ciudadanos israelíes, que con sus consultas han saturado los consulados españoles en Tel Aviv y Jerusalén. Hasta ahora los llamados sefardíes podían solicitar la nacionalidad española con procedimientos lentos y farragosos, y renunciando a sus otros pasaportes. A partir de ahora, por una iniciativa del ministerio de Justicia que aún debe votarse en el parlamento, podrán conservar más nacionalidades aparte de la española.

Calculan las organizaciones sefardíes que 3,5 millones de personas podrían beneficiarse de esta medida. El pasado fin de semana, los medios de Israel ya circularon una lista con 5 200 apellidos sefardíes, lo que propició un aluvión de consultas a las misiones consulares españolas. El motivo es que en el anteproyecto de ley se citan seis posibles certificaciones de la condición de sefardí, entre ellas “los apellidos del interesado” y “el idioma familiar”, en referencia al castellano medieval conocido como ladino, además de “otros indicios que demuestren su pertenencia a la comunidad judía sefardí” o “la vinculación o parentesco del solicitante con una persona o familia de las mencionadas en el apartado anterior”.

Fuentes consulares españolas reconocían este lunes el gran volumen de consultas y aconsejaban prudencia a los israelíes. “Esto es todavía un anteproyecto de ley que debe considerarse en el Congreso. El Ministerio ha enunciado una serie de criterios, y entre ellos está que el solicitante sea sefardí, pero también que tenga una especial vinculación con España. Es un asunto que no se puede valorar hasta que el parlamento lo apruebe de forma definitiva. En todo caso habrá que esperar a que se publique en el Boletín Oficial del Estado para iniciar cualquier proceso”, dijeron esas fuentes, que pidieron anonimato porque el proceso legislador está aún en fase embrionaria.

Sefardíes no hay solo en Israel, pero son una gran parte de la población de seis millones de judíos de este país. Su interés por la oferta gubernamental española ha quedado patente en los medios de comunicación nacionales, que se preguntaban este lunes, anticipándose a los hechos, si España está lista para asimilar a 3,5 millones de judíos. El diario Yedioth Aharonoth titulaba dos informaciones: ‘El sueño español’ y ‘De repente, todos somos españoles’. En esta última aseguraba que “ya hay bastante gente en Israel que espera en la cola para pasaportes” pero se vio obligado a advertir a sus lectores de que “la nueva ley no le ofrecerá automáticamente la ciudadanía a todos los israelíes”.

La expulsión de los judíos la ordenaron los Reyes Católicos en 1492 en su campaña de homogeneización religiosa de España. Muchos sefardíes se asentaron en comunidades nuevas en el Norte de África, en los Balcanes y en el imperio Otomano. El Estado de Israel se declaró en 1948 como patria del pueblo judío, y las autoridades conceden pasaporte israelí inmediatamente a cualquiera que pueda probar que pertenece a ese grupo étnico-religioso.

“Yo ya me siento español, y pongo de relieve que es por mis raíces judías”, asegura Avraham Haim, de 72 años, que hoy preside el Consejo de las Comunidades Sefardíes de Jerusalén. Sus ancestros pasaron por los Balcanes al salir de España, para acabar en Hebrón, en lo que hoy es Cisjordania. “Este anuncio hace mucha ilusión, porque yo nunca me he sentido extranjero cuando he visitado España”, dice. Sus tres hijos también solicitarán la nacionalidad, a pesar, como él mismo admite, de que “no han manifestado nunca una gran cercanía con España”.

De momento, el Gobierno israelí ha mantenido un escrupuloso silencio sobre la medida. Es lógico que haya cierto recelo hacia la idea de que otro país conceda pasaportes propios a un significativo grupo de judíos, muchos de ellos israelíes. Aun así el gesto español se interpretado como de buena voluntad y además aún no queda claro cuáles serán los procedimientos autorizados por el ministerio de Justicia.

Hasta hoy los sefardíes pueden solicitar pasaporte español por dos vías. Bien tras residir dos años legalmente en España o bien por carta de naturaleza, una concesión de nacionalidad que otorga de forma discrecional el Consejo de Ministros. Ambas requieren que el interesado prescinda de otros pasaportes. La intención del Gobierno español es modificar los artículos del Código Civil que contemplan esos supuestos, sobre todo el 23, que es el que obliga a la renuncia de otros pasaportes.

La propuesta de Justicia es modificar ese último para que incluya, entre aquellos que quedan exentos de renunciar a otras nacionalidades, a los sefardíes, junto a las personas procedentes “de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal”.

Según un anuncio previo de los ministerios de Justicia y Exteriores de 2012, iba a ser la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) la que concediera los expedientes que certifican el origen sefardí del solicitante. En el futuro podrá asumir esa labor, pero sus certificaciones pasarán a ser solo un medio más entre los que se consideran legítimos, y el encargado de emitir una validación final, según el anteproyecto de ley, será “el encargado del Registro Civil del domicilio del interesado bien en España o en el consulado correspondiente”.

“Es un gesto muy, muy importante”, decía este lunes a este diario el presidente de la FCJE, Isaac Querub Caro. “No hay que olvidar que esta medida no sólo tiene una dimensión sentimental, sino también práctica, pues puede salvar vidas de judíos en Estados en los que corren peligro. De hecho gestos como este han salvado ya vidas en el pasado, como durante la Segunda Guerra Mundial. Y lo cierto es que todavía hay países donde los judíos no están tan cómodos o protegidos como en otros, y en algún momento pueden necesitar de la generosidad y hospitalidad española”. […]

Chama a atención a forma que ten o Goberno de reparar inxustizas cometidas hai cincocentos anos, cando non se reparan as cometidas durante a guerra civil e o franquismo. Chama a atención nun Goberno que prefire chamar concertinas ós valados de coitelas que puxo na fronteira sur. Chama a atención nunha semana que se recordará pola morte de quince migrantes “clandestinos” que intentaban chegar a España. Sobre este asunto, ver:

11 Febreiro 2014 Posted by | Human Rights, Human Rights Watch, Morocco, Politics, Spain | Deixar un comentario

Mexan por nós e temos que dicir que chove

Un de cada catro traballadores españois está desempregado. Miles de millóns de euros públicos rescatan os bancos, pero ninguén rescata os hipotecados. As políticas de “austeridade” cébanse coas pensións, coa sanidade e cos servizos sociais. Mentras, os gobernantes desprezan abertamente ós cidadáns: esta semana o ministro español da Facenda (Cristóbal Montoro) negou no Congreso que os salarios estean a baixar.

Segundo dixo, os salarios están a “subir moderadamente”, incluso se ofreceu para explicarlle ó deputado interpelante (Cayo Lara) a diferenza entre “moderarse a subida” e baixar. Ademais de mentir (ou falar en neolingua), o ministro insulta coa súa actitude ó deputado e ó pobo por el representado. Mexan por nós e aínda nos han obrigar a dicir que chove… :-(

13 Outubro 2013 Posted by | Human Rights, Politics, Propaganda, Spain | Deixar un comentario

Alexandre García Caballero: suicidio e crise económica

Comparto un esclarecedor artigo de Alexandre García Caballero, psiquiatra especializado, entre outras cuestións, no suicidio. O artigo leva por título “Uns datos sobre o suicidio e a crise económica” (La Voz de Galicia, 16 – V – 2013).

As teorías clásicas do suicidio enxergaron as relacións entre a crise e o suicidio de xeito precoz. O propio Durkheim, o pai da socioloxía e o primeiro estudoso científico do suicidio, propuxo que as situacións de cambio social rápido, produtoras de anomia, aumentaban o risco suicida. No mesmo senso e de especial aplicación á actualidade é o estudo de Sainsbury (1971) sobre o suicidio en Londres, quen sinalaba que o risco aumentaba especialmente cando había un cambio de nivel social cara á baixa e cando este cambio era repentino, exactamente o que ten sucedido no noso país.

O aumento do desemprego na Gran Depresión conlevou un aumento dos suicidios nos homes en Gran Bretaña, do mesmo xeito que a creba de bancos en EE.UU. no mesmo período relacionouse cun aumento da mortalidade por suicidio (Stuckler e cols., 2012).

Noutras latitudes ben distantes, na crise económica do surleste asiático da década dos 90, o número de suicidios atribuíbles á crise en Hong Kong, Xapón e Corea estimouse en perto de 10 000 mortes (Chang e cols., 2009), e máis achegado a nós, en Grecia o suicidio subiu no 2009 un 17 % en relación co 2007, mentres que datos non oficiais citados no Parlamento grego falaban dun aumento no 2010 con respecto ao 2009 dun 25 %. O Ministerio de Saúde grego informaba que no 2011 no primeiro trimestre produciuse un aumento do 40 % con respecto ao mesmo período do 2010 (Kentikelenis e cols., 2011). Grecia era, xunto con España e Portugal, un dos países de Europa con menor taxa de suicidios antes da crise.

É sabido que o desemprego multiplica por dous ou por tres o risco suicida, incluso naqueles que están libres de enfermidade mental, nos que o risco aumenta ata nun 70 % (Gunnell e cols., 2009). A relación entre desemprego e mortalidade está ben descrita na literatura e un estudo estatístico que modeliza esta relación a nivel paneuropeo acha que un aumento do desemprego nun ano que supere o 3 % provocaría un 4 % máis de mortes por suicidio e un 28 % máis de mortes por alcoholismo, sempre expresado como aumento con respecto á taxa previa de cada país (Stuckler e cols., 2009).

Aínda non temos datos sobre España, pero sabendo que noutros países, ou noutras crises previas, produciuse un incremento evidente, e que epidemioloxicamente as situacións de desemprego e de falta de saídas conlevan un incremento de depresión e consumo de alcohol, e un incremento nas rupturas ou crises de parella, tres dos factores máis podentes cara o incremento do risco suicida. Dadas pois estas circunstancias, non parece aventurado supoñer que a nosa poboación vaise comportar de xeito análogo ás do resto do mundo e que as taxas de suicidio, especialmente nos homes, aumentarán, aínda que os lazos familiares e sociais funcionen máis que noutras latitudes coma áncoras protectoras perante esta marea silandeira.

De feito un estudo recente (Gili e cols., 2012) indica que comparando o ano 2006 co 2010, nunha enquisa realizada a uns 7 000 pacientes de atención primaria, a prevalencia de depresión aumentou en España nun 19,4 %, a ansiedade nun 8,4 % e a dependencia alcohólica nun 4,6 % e que, independentemente do risco de desemprego, o risco de depresión maior aumentaba de xeito significativo cando había dificultades de pago das hipotecas e tamén nos desafiuzamentos.

A pesar de todo este escuro panorama, cómpre salientar que circunstancias similares se viviron noutros países e que naqueles nos que as políticas de protección se mantiveron, como Finlandia ou Suecia, o impacto das crises foi menor (Gunnell e cols., 2009). Nos Estados Unidos, por exemplo, a nivel histórico unha das variables máis influíntes cara á predición do risco suicida entre estados, unha vez controlada a renda per cápita e o índice de divorcios, é o gasto social per cápita, aumentado o risco suicida naqueles estados onde o gasto social era máis reducido (Zimmerman, 1995).

Por todo isto, nun recente artigo da revista da World Psychiatric Association (Wahlbeck & McDaid, 2012) recórdase que as medidas de protección social en xeral, e particularmente os servizos de saúde mental a nivel comunitario, os programas de búsqueda activa de emprego, de apoio ás familias e de conciliación familiar, de control do consumo de alcohol e os programas de alivio ou xestión das débedas son a pedra angular do éxito nas políticas de saúde mental nos momentos de crise económica.

Sobre esta cuestión recomendo o libro Por qué la austeridad mata: el coste humano de las políticas de recorte, escrito por David Stuckler e Sanjay Basu (Taurus, 2013; ISBN: 9788430602186).

10 Setembro 2013 Posted by | Addictions, Finland, Greece, Hong Kong, Human Rights, Japan, Mental Health, Politics, Portugal, South Korea, Spain, Suicide, Sweden, United Kingdom, United States | Deixar un comentario